Ensaladas para preparar en casa

La mayoría de las ensaladillas que nos encontramos en los bares suelen tirar de patatas como base y de mayonesa como salsa para amalgamar los demás ingredientes. Nada que objetar, de hecho, hemos aprovechado las cualidades de ambos alimentos para varias de estas propuestas que están bien buenas.

Pero también hemos apostado por elaborar un buen número de recetas alternativas de corte internacional de la mano del chef Branly Coy, que fue el cocinero particular del actor Tommy Lee Jones en Argentina y actualmente está ofreciendo sus Hygge Dinners privadas a domicilio en España. Además, la mayoría te resultarán increíblemente fáciles de hacer en casa.

Tirando para el norte

Salmón marinado en tacos, con papaya y salsa tonata

Para marinar el salmón, haces una mezcla de 300 mililitros (ml) de ginebra, 500 gramos (g) de sal gorda, 250 de azúcar y 10 granos de pimienta negra. Lo remueves bien y pones un lomo de media cola de salmón por un lado. A las 12 horas, le das la vuelta por el otro y dejas marinar otras 12 horas. Lo lavas, lo secas y envuelves en papel de aluminio y en un paño de cocina para que se conserve mejor en la nevera.

Extraes la mitad del lomo separándolo de la piel y lo cortas a dados, al igual que la papaya. Mézclalos y amalgámalos bien con la salsa tonata que vas a hacer batiendo una cucharadita de alcaparras, tres filetes de anchoas en aceite, 80 g de bonito en aceite, una yema de huevo, 250 ml de aceite, 250 ml de nata y una pizca de sal para corregir. Pasa la batidora hasta conseguir una consistencia espesa.

Ensalada agria alemana o chucrut

Se trata de una ensalada agria de col para la que necesitas una col blanca de unos dos kilos. La rebanas muy finita, lavas, escurres y extiendes uniformente para cubrir una bandeja de horno. Espolvoreas la col con 15 g de sal por kilo y, con la ayuda de un motero con la base más grande posible, intenta machacar todo bien.

Échalo todo en un envase que tenga tapa hermética, comprímelo, cúbrelo de cerveza y vuelve a comprimirlo para que no quede nada de aire, porque se oxidaría la fermentación de la col. Lo tapas y a la nevera durante unas tres semanas. Honestamente, si tienes prisa o te da pereza, en cualquier supermercado lo venden suficientemente decente.

Ensaladilla nórdica

Picas finito un repollo morado y una manzana verde en lascas, revuelves con 100 g de pasas moscatel sin pepitas y aliñas con aceite de oliva, vinagre de manzana, sal y pimienta.

Más de andar por casa

Salpicón de mariscos

Para dos personas, utilizas 250 gramos de langostinos cocidos, 250 g de pulpo cocido, 150 g de mejillones, 150 g de surimi, todo cortado a taquitos. Agregas un pimiento rojo y uno verde troceaditos, una cebolleta picada y unas aceitunas verdes. Aliñas con una vinagreta clásica de 80 ml de aceite de oliva, 40 ml de vinagre, un poco de sal, una cucharadita de mostaza de Dijon, un ajito y unas hojitas de romero. Mezclas bien, dejas enfriar y a comer.

Atún con queso de untar

Es tan fácil como mezclar 250 g de atún en aceite de oliva escurrido con media cebolla picada, una lata de maíz y 100 g de guisantes tiernos; amasar todo bien con una terrina entera de queso de untar y sazonar al gusto. Con piquitos, claro.

Las más exóticas

Patatas aliñadas con pesto de cilantro

Hierves medio kilo de patatas peladas y medianas durante unos 20 minutos, aprovechando para hacer el pesto con 40 g de cilantro fresco (o de la hierba que te guste), un diente de ajo, aceite de oliva, ocho almendras, el jugo de medio limón, sal y pimienta, todo bien batido. Picas una cebolla morada cruda y la patata hervida a tacos, lo mezclas todo y aliñas con aceite de oliva, vinagre y el propio pesto.

Ensalada mexicana

Cortas en cubitos un pimiento rojo y otro amarillo, 300 g de tomate cherry por la mitad, una cebolla morada en juliana, un mango y un aguacate en tacos medianos. Los mezclas con una lata de maíz y espolvoreas con cilantro, el jugo de dos limas, sal, pimienta y aceite de oliva.

Estas sí, con patata o mayonesa

Ensaladilla con gambas y remolacha

Pelas y cortas en cubitos cuatro patatas, dos zanahorias y una remolacha grande, se cuecen durante 25 minutos aproximadamente y, a mitad de cocción, agregas tres huevos duros. Aprovecha también para escaldar 250 g de gambas durante máximo 2 minutos con un colador. Escurres todo, pelas los huevos y los troceas. Mezclas todos los ingredientes a taquitos con media cebolla blanca troceada, 200 g de cebollino y de 2 a 4 cucharadas de alioli, pimienta y dos chorritos de vinagre de manzana. Ideal para cuatro personas.

Coleslaw

Cortas finita una col mediana, rallas dos zanahorias sin piel, revuelves bien y aderezas con una salsa muy batida a base de 150 g de mayonesa, dos cucharadas de azúcar, una de limón, otra de vinagre y media cucharadita de pimienta y de sal. La mejor ensaladilla irlandesa en tu mesa.

Atún con queso rallado y mayonesa

Necesitas una lata de atún en aceite grande, porque sale mucho más desmigajado y así los 300 g que extraigas de los lomos de atún se amalgamarán mucho mejor con 200 g de parmesano rallado en polvo. Luego lo amasas todo bien con unas dos o tres cucharadas de mayonesa (preferimos light porque ya bastante grasa va a tener el asunto, pero está sabroso) y te lo comes con piquitos o regañás para contrastar la textura con algo crujiente.

Todas las marcas registradas son propiedad de PubliMark AD o de Publinet Solutions. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezcan, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.